ALIMENTACIÓN

¿Qué es una alimentación sustentable?

Es una alimentación que respeta el medio ambiente, cuida tu salud y la del planeta, además de ser justa con productores locales.

El consumo de alimentos provenientes de la agricultura y ganadería industrial tiene graves implicaciones en el medio ambiente y actualmente en México el 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero provienen de este sector. Hacer un cambio es optar por una alimentación saludable basada en vegetales locales y de temporada que nos ayude a combatir el cambio climático. ¡Únete!

¿Tener una alimentación saludable ayuda al medio ambiente?

Sí, el que decidas reducir tu consumo de carne y optar por vegetales de temporada ayuda a cuidar el medio ambiente, pero también ayuda el promover la agricultura ecológica y la producción de alimentos sanos.

Apoyemos siempre a los pequeños productores e incluso pensemos en producir nuestros propios alimentos a pequeña escala con un huerto urbano. Así podemos hacer más corta la cadena que lleva los alimentos del campo a nuestra mesa, reduciendo el número de personas y procesos que intervienen en ella para reducir nuestro impacto y cuidar el planeta con nuestra alimentación.

¿Cómo tener una alimentación sana y cuidar al planeta?

Ver Tipsexpand_more
  1. Opta por alimentos producidos mediante agricultura ecológica.

    Conoce de dónde vienen los alimentos para elegir los de mejor calidad, y en el caso de la carne trata de consumir menor cantidad y preferir la que sea producida de manera ecológica

  2. Compra directamente de productores locales.

    Así sabes de dónde viene tu comida y a dónde va tu dinero y al mismo tiempo apoyas a comerciantes y al campesinado mexicano.

  3. Adopta una dieta basada en plantas.

    Puedes llevar una alimentación sana y deliciosa incorporando proteínas y nutrientes con plantas, semillas, y nueces.

  4. Lee las etiquetas de los productos que compras.

    No sólo te dirán la información nutrimental, sino que pueden revelar si contienen transgénicos, plaguicidas, si son de fuentes sustentables. Si tienes dudas, mejor no lo compres.

  5. Prefiere los productos ecológicos.

    Los productos ecológicos respetan el ambiente en su proceso de elaboración y son más sanos y seguros porque no contienen transgénicos ni agrotóxicos (fertilizantes, plaguicidas derivados del petróleo, además que cuidan los derechos humanos de los y las campesinas.

  6. No a los transgénicos en tu alimentación sana.

    Ni en nuestro campo ni en nuestra mesa. Opta por productos libres de transgénicos, frescos y naturales.

  7. Conoce el viaje del atún del mar al plato.

    El atún es uno de los pescados más consumidos y a su vez más vulnerables. Busca productos que indiquen que ha sido pescado con caña y lo más cercano posible.

  8. Crea un huerto.

    Un pequeño huerto te ayudará a ser autosustentable, a tener un espacio para compartir con tus vecinos y a asegurarte del origen de tus alimentos.

  9. Evita el desperdicio de alimentos.

    No hay mucho más que decir. Compra los alimentos pensando en cuánto puedes consumir para evitar tirarlos.

  10. Si creció del suelo, puede compostarse.

    Compostar tus desechos orgánicos disminuirá la cantidad de emisiones y permitirá que los nutrientes regresen al suelo.

Greenpeace

Somos una organización independiente política y económicamente. Existimos gracias a personas como tú que con su apoyo contribuyen a nuestra investigación científica y a promover un comercio responsable, justo y sustentable.

Somos una organización independiente política y económicamente.
Existimos gracias a personas como tú que con su apoyo contribuyen
a nuestra investigación científica y a promover un comercio
responsable, justo y sustentable.

¡HAZTE SOCIO!

Dona